TOURS - VENDÔME - PARIS
COMMISSAIRES - PRISEURS
EXPERT PRÈS LA COUR D'APPEL

27a Subasta - Garden Party 



EL IMPERIO

LA ESPADA DE ORO DE SAN CARLOS


LA MODERNIDAD


EL GRAN SIGLO


EL SIGLO DE LAS LUCES


INTERIORES


ASIA




Haga clic aquí para descargar la presentación

7 - Espada de oro llamada de "Hércules"

Creada por Biennais para el duque de San Carlos


Francisco de Goya,  Retrato del duque de san Carlos en 1815, óleo sobre tela, Museo de Zaragoza.


Francisco de Goya, Retrato del duque de san Carlos en 1815, óleo sobre tela, Museo de Zaragoza (detalle).



Fig. 1. M.G. Biennais, La espada del Emperador conocida como "de los corales", Fontainebleau.



Fig. 2. M.G. Biennais, la espada del rey Murat.  Colección particular.



Fig. 3. M.G. Biennais, Espada del Emperador llamada "de Austerlitz", Museo de la Armada, París.



Fig. 4. M.G. Biennais, Espada con tres fundas ofrecida por el Emperador Napoleón al Gran Duque Constantino, Fontainebleau.





Espada de oro del Duque de San Carlos


Ir a la vista a 360° »


7 – La espada de oro que Biennais hizo para el duque de San Carlos (ir al lote)


MUY RARA ESPADA, AUTÉNTICA OBRA DE ARTE DE MARTIN GUILLAUME BIENNAIS, QUE FUE UN REGALO OFRECIDO POR JOSÉ MIGUEL DE CARVAJAL, DUQUE DE SAN CARLOS, AL CONDE DE L’ÉPINE

Haga clic aquí para descargar la presentación


EXCEPCIONAL ESPADA FRANCESA DE CORTE CON APLICACIONES DE ORO Y LAPISLÁZULI, CONOCIDA COMO ESPADA DE HÉRCULES.


Pomo de oro enriquecido con dos medallones de oro sobre un fondo de lapislázuli que representa el perfil del príncipe Paris con un gorro frigio.  Todo ello completado con hojas de palma y motivos florales.  Botón dorado, con hojas de agua.  Empuñadura con plaquetas de lapislázuli rodeado con dos anillos decorados con frisos con laureles estilizados, reforzado por los lados con dos tiras de oro cincelado con palmetas y una flor de seis pétalos, rodeado de una cadena de estrellas.  El reverso y la parte inferior de la empuñadura están adornados con diferentes motivos grabados y cincelados, con una inserción en oro que representa a Hércules desollando al León de Nemea.  
La guarda tiene un solo brazo curvo hecho de oro tostado con motivos florales de oro mate.  Las uniones de la guarda con el pomo están cinceladas con hojas de acanto. Concha bivalva en oro rosa, ornada con seis medallones redondos de lapislázuli que representan:

  • En el centro, de un lado, a Diana, y en el otro lado a Neptuno. Las representaciones están coronadas de victorias aladas sobre leones echados que miran, respectivamente, hacia un cuerno de la abundancia y hacia un caduceo.
  • En los ángulos, los perfiles de Marte y Minerva se observan mutuamente.
  • La parte inferior de la concha está cincelada y grabada sobre un fondo mate, un friso con follaje, rollos con follaje y flores, el todo enriquecido con finos grabados de hojas de laurel.

La hoja de la espada está fantástica y finamente grabada, dorada y azulada, decorada como sigue:

  • Simétricamente, en cada lado, pedestales con trofeos en follaje coronados con laureles y medallones con búhos.
  • Por detrás, un pedestal coronado con un laurel y rayos alados y follaje, seguidos por una leyenda dorada que dice: “ Le Duc de San Carlos au Comte Charles de l’Espine” (“El duque de San Carlos al conde Charles de l’Épine”).

La funda está hecha de madera y recubierta con piel de zapa color blanco, con tres espléndidos adornos de oro


La guarda está cincelada con patrones en guilloché, con palmas y flores sobre un fondo mate; a cada lado se observan pitones oliva con anillos.


La parte de atrás está bordada con un cordel mate.


El botón es un escudo con la cabeza de un caballo decorada con una flor.


El brazalete está cincelado con un rayo alado enriquecido de truenos. La parte posterior, bordada con un cordel mate que en cada lado lleva un pitón oliva con un anillo.


El broche, cincelado con un diamante con un sol radiante, palmetas, flores, urnas y flechas, tiene un fondo blanco.


El dardo es de plata, en forma de bola.


 Marcas y sellos

Firmada « Biennais » en cursivas.

  • La marca de Biennais en el brazalete y en la chapa.
  • Marca de prueba conocida como “Tête de bébé 2” (cabeza de bebé 2) (1798-1838) en la chapa y en el brazalete. Esta marca, que no es oficial, era usada por los artesanos parisinos en la producción de oro de segundo grado. Pueden encontrarse marcas de este tipo en la espada de Austerlitz y en el gran collar de segundo tipo de la Legión de Honor.
  • Marca de garantía de París (1809-1819) conocida como “Tête de coq hurlant” (cabeza de gallo chillón) sobre la chapa y el brazalete.
  • Pequeña marca parisina de re-censo en el botón de la chapa (1819-1838).


Medidas y peso
Longitud de la espada (con la funda):
10 cms.
Peso neto de la espada con la funda: 604 gms.
Peso neto de la espada sin la funda: 468 gms.
En buen estado.  Period Primer Imperio – Restauración (1809-1819).



Nota buena

Verdadera joya de orfebrería en forma de espada de la mejor calidad.  Esta es una de las piezas excepcionalmente producidas por el maestro creador Martin Guillaume Biennais, cuyas espadas de oro y de plata son extremadamente escasas.  Esta espada ha sido conservada y le es presentada ahora a usted en su estuche original de madera, cubierto de marroquín rojo y decorado “au petit fer”, con frisos dorados entrelazados, palmetas enriquecidas con flores, hojas de laurel y frisos aperlados.  Cubierta en el interior con terciopelo verde, cierra con tres broches de plata decorados con flores.


Longitud del estuche: 104 cms.
Grosor del estuche: 12 cms.
Altura del estuche: 7 cms.

Procedencia

  • Regalo ofrecido por el duque de San Carlos al conde Carlos de l’Épine.
  • Conservada en la sucesión de la familia L’Épine desde entonces.


 HISTORIA

Aunque con frecuencia se dice que la documentación de Biennais se conserva en los Archivos Nacionales, esto es sólo parcialmente verdad.  En los Archivos Nacionales se conserva solo la información relacionada con las solicitudes de objetos realizadas por el Emperador y la Casa Real al famoso artesano.  Aunque las circunstancias de la solicitud de nuestra espada nos son desconocidas, podemos adelantar dos hipótesis:


El duque de San Carlos probablemente recibió la espada en 1814.  Fue de hecho éste un año crucial para el duque y para su monarca, Fernando VII de España.  Se trata del año en que termina el cautiverio del rey, y que se le restituye su derecho a ocupar el trono de España.  El duque de San Carlos es nombrado representante del rey en las negociaciones secretas de Valençay, que culminaron en la restitución de Fernando VII en el trono. Desde su regreso, como muestra de gratitud, el Rey de España invistió al duque de San Carlos con la orden del Toisón deOro.  Lo nombró 864º caballero de la orden.  Los siguientes caballeros serían el Emperador de Rusia, el Rey de Prusia, el Príncipe de Gales y Charles Maurice de Tayllerand-Périgod.  La primera hipótesis, pues, podría ser que el rey acompañase esta investidura con esta magnífica espada.  La segunda hipótesis: el 3 de mayo del mismo año, San Carlos fue nombrado Primer Ministro del Estado, convirtiéndose así en el segundo hombre fuerte del reino.  ¿Sería que algún monarca extranjero regalaría la espada al duque como reconocimiento? Se sabe que, de hecho, el Rey de Prusia le envió la Gran Cruz del Águila Roja y la Gran Cruz del Águila Negra en esa ocasión, y que el Rey de Nápoles le invistió con la Orden de San Jenaro, esto último como regalo de agradecimiento por ayudarle a recuperar su trono.

Primer pintor de la corte, Francisco de Goya pintó en 1814 dos retratos de Fernando VII que se conservan hoy en el Museo del Prado.  El año siguiente retrató a San Carlos.  Este gran retrato al óleo se conserva en el Museo de Zaragoza y será prestado excepcionalmente en otoño del 2015 a la National Gallery de Londres. El duque aparece de pie, posando con un uniforme negro, con la insignia del Toisón de Oro al pecho.  Se puede percibir una espada.  La guarda de la espada es dorada, como es el caso de la nuestra, y se puede observar una concha bivalva.  La vaina, también en este caso, es color crema.  Sin embargo, dado el estilo pictórico del maestro español, no podemos ir más allá en nuestro análisis.  En cualquier caso, es muy probable que, si el duque recibió su espada a finales de 1814 – inicios de 1815, haya querido ser retratado con ella en esta pintura.

Los relieves dorados de la hoja fueron realizados después.  Muy posiblemente en 1823, cuando Charles de l’Épine, que habría de casarse con la hija del duque, heredó el condado de su padre, y en 1828, fecha de la muerte del duque.  El regalo ha sido cuidadosamente conservado por la familia de l’Épine desde entonces. 

Haga clic aquí para descargar la presentación 


PIEZAS SIMILARES

La espada del duque de San Carlos corresponde a un repertorio ornamental de la producción de Biennais en tiempos del Imperio.  Esta producción, muy limitada, casi exclusivamente se le reservó al Emperador, a su familia y a los altos dignatarios del régimen.  Eso explica que existan tantas similitudes entre nuestra espada y otras piezas históricas.


La guarda
Si miramos la espada imperial conocida como “espada de los corales” que se conserva en Fontainebleau (Figura 1), y otros proyectos de incrustaciones de miniaturas, la guarda de nuestra espada es excepcional, en lo particular en lo que hace al trabajo con lapislázuli.  Sólo se conoce otra espada con un trabajo similar.  Conservada en manos privadas, tiene adornos semejantes, y en ella se representa de perfil a Joachim Murat, rey de Nápoles, portando la corona de los Lombardos. En cuanto al diseño del brazo de la guarda y la concha, nuestra espada encuentra su inspiración en un proyecto concebido por Biennais para realizar una espada de corte para el Emperador.  La denominación fue pensada por el propio Biennais.  Conservado en el Museo de Artes Decorativas, este proyecto, que tuvimos la oportunidad de analizar, tiene la misma decoración en el brazo de la guarda y algunas similitudes con el pomo, la empuñadura y la concha, con decoración de victorias aladas coronando cartuchos decorados con “N”.  Como es el caso en la mayoría de los proyectos de Biennais, la decoración de nuestra espada debió ser el trabajo de Charles Percier o, menos probablemente, del alumno de éste, Labas (Figura 6). 

Ministro y embajador de Fernando VII, quien luego fuera destronado y aprisionado en Valençay, San Carlos no podía tolerar las evocaciones napoleónicas.  Todos los vestigios de figuras imperiales fueron retirados de nuestra espada para ser remplazados por alusiones mitológicas, sin que por ello la espada haya quedado por entero desprovista de referencias implícitas.  La espada de Austerlitz del emperador también lleva un perfil de Hércules y el León de Nemea (Figure 3).  En la espada de San Carlos se nota la presencia de deidades y héroes: Diana y Atenea, Neptuno, Hércules y el príncipe París de Troya, coronado con el gorro frigio, lo cual por supuesto no debe tomarse como una alegoría republicana. 

La hoja  Podemos encontrar, en la mayoría de las espadas de Biennais, el mismo trabajo de simetría en cada lado de la hoja.  La inscripción que se halla en la espada de Austerlitz se ubica en el mismo lugar que la inscripción de nuestra espada.

La chapa  La chapa de nuestra espada es idéntica a las de otras espadas de oro fabricadas por Biennais, y se asemeja en mucho a una cuarta: la espada de Austerlitz del emperador, que se conserva en el Museo dela Armada de París; una de las tres fundas de la espada que Napoleón le regaló al Gran Duque Constantino de Rusia, y que se conserva en Fontainebleau, lleva la misma chapa (Figura 4); la espada producida para el rey Murat (colección privada); la espada llamada “espada de los corales”, que se conserva en Fontainebleau, también lleva una chapa similar, con la única diferencia de la presencia de la pieza de coral en lugar del botón.  

El brazalete  El brazalete de nuestra espada es idéntico a la espada de gladiador del Emperador, creada por Biennais en 1806, y que el emperador usó para la ceremonia del “Champ de Mai” de junio de 1815 (Figura 5). Una de las fundas de la espada del Gran Duque Constantino (Fontainebleau) también está ornamentada con un brazalete semejante.

El broche  Nuestro broche es muy similar al broche de la espada de gladiador del Emperador, y al de una de las fundas de la del Gran Duque Constantino.  Encontramos un broche casi idéntico en un proyecto de Percier para el Emperador que se conserva en el Museo de Artes Decorativas, decorado con un sol radiante en un diamante (Inventario 11721 A a F) y una flecha de plata.

 Haga clic aquí para descargar la presentación


BIOGRAFÍAS


José Miguel de Carvajal, duque de San Carlos (Lima, 1771 – París, 1828)
 

José Miguel de Carvajal, duque de San Carlos, nació en Lima en una familia que por generaciones había ejercido el cargo de Correo Mayor en el Virreinato del Perú.  Fue una figura importante del reinado de Fernando VII.  En mayo de 1808, habiéndose hecho hombre de la confianza del rey, fue elegido para representar a España en las negociaciones de Bayona. En diciembre de 1813 negoció para España el tratado de Valençay, por virtud del cual Fernando VII fue liberado y recuperó el trono.  En octubre de 1815 fue nombrado embajador en Viena y después en Londres.  En 1823 se convirtió en embajador en París.  Luego de servir como virrey en Navarra, volvió a París como embajador en 1827, donde murió a consecuencia  de una indigestión.  El duque de San Carlos fue caballero del Toisón de Oro, Gran Cruz de la Orden del Santo Sepulcro, Primer Ministro, Mayordomo de la Casa Real y ministro de Fernando VII, así como embajador ante varios monarcas. Fue director perpetuo de la Real Academia de España.  En 1815 fue retratado por Goya.

Martin Guillaume Biennais (La Cochère, 1764 – París, 1843)

Maestro « tabletier » en 1788, Martin Guillaume Biennais compró el negocio de Anciaux, otro artesano.  Con el fin de las corporaciones, Biennais se vio obligado a diversificar sus actividades. Su taller, donde trabajaban más de 150 personas, se especializaba en la ebanistería, la joyería y, después, en la producción de armas de lujo.  Su negocio era redituable, pero a raíz de una decisión afortunada las cosas se volvieron incluso más favorables: aceptó realizar los encargos de armas de Napoleón a título crediticio cuando éste volvió de su campaña de Egipto.  Así, cuando Napoleón se hizo Cónsul, no lo olvidó.  Desde entonces, al artesano no le faltaron encargos.  Fabricó toda la ornamentación para la consagración de Napoleón en el trono de Milán en 1805, y recibió el mandato exclusivo de producir los servicios de mesa de la Casa Imperial, y trabajaría para casi todas las cortes europeas.  En 1806 ganó una medalla en la Exposición de Productos Industriales.  También produjo las armas de lujo y las insignias de caballería destinadas al Emperador, la Familia Imperial y altos dignatarios, tanto franceses como extranjeros.  La Restauración, aunque marcó el fin de las relaciones entre Biennais y el poder, no eclipsó por tanto el prestigio del artesano ante las cortes extranjeras: siguió produciendo para Nicholas Pavlovitch y para Catalina de Wurttemberg, entre otros.  Finalmente, en 1821, Biennais le vendió su negocio a Cahier.  Recibió la Legión de Honor en 1831, lo cual demostró que la Monarquía de Julio no había despreciado las glorias del Imperio.  


Aymeric Rouillac

Traducción al castellano de Diego de Ybarra-Corcuera


BIBLIOGRAFÍA

Sobre Biennais y sus espadas

  • H. Defontaine, « Biennais, Nitot et fils et les épées de Napoléon», Le Passepoil, 9o año, n°3, páginas 49 a 69.
  • A. Dion-Tenebaum, « L’orfèvre de Napoléon Martin Guillaume Biennais », RMN, 2003.
  • E. Robbe et J.M. Haussadis (dir.), « Napoléon et les Invalides », La Revue Napoléon, 2010, páginas 96-97.
  • C. Buttin, « L’épée d’Austerlitz et les armes de Napoléon », Bulletin de la SAMA, diciembre de 1923, páginas 13 et al.
  • Museo de Artes Decorativas de París. Varios proyectos de espadas iniciados por Biennais y diseñados por Percier están disponibles para su consulta en el sitio de Internet. En particular, han de tomarse nota de los números de inventario 11721 A a F, 11723 y 11729.
  • Museo Grobet Labadié de Marsella. Otra parte de los proyectos de Biennais fue hallada en sus apartamentos luego de su muerte y se conserva en este museo, que desafortunadamente ha estado cerrado por remodelaciones. Por lo tanto, no tuvimos acceso a su consulta.

Biografías


  • Archivos Nacionales, « Inventaire après décès du Comte Pierre Charles de L’Espine », minutes du notaire Charles Denis de Villiers, diciembre de 1821, Côte MC/ET/XXIX/870 y 871.
  • « Bibliographie universelle, ancienne et moderne », Volumen 81, París, 1847, Notar « SAN CARLOS ».
  • « Dictionnaire des familles françaises anciennes ou notables à la fin du XIXe siècle », Volumen 16, 1918, página 216.
  • Louis François baron Le Jeune, « Souvenirs d’un officier de l’Empire », París, 1851.
  • Achille-Etna Michallon, « Michallon et la famille de L’Espine », catálogo de la exposición del Museo del Louvre, Pabellón de Flore, marzo 10 de 1994, RMN, 1994, páginas 81 et al.